Tarjetas de crédito o débito?

tarjeta de crédito y débito

Solemos usarlas de la misma manera, pero que no te engañe su apariencia. La realidad es que son muy distintas y no entender su funcionamiento puede salirte muy caro a largo plazo.

En el artículo de hoy hablaremos de las diferencias entre una tarjeta de crédito y una tarjeta de débito y cuándo deberíamos usar cada una.

Características Tarjeta de crédito

La principal diferencia, y la más importante es que en la tarjeta de crédito el dinero NO es tuyo, sino que es del banco.

Cada vez que usas la tarjeta de crédito, es el banco que te está prestando su dinero para que lo uses y lo gastes durante un periodo de tiempo determinado, un mes, normalmente.

Tanto si tienes dinero en tu cuenta corriente como si no tienes absolutamente nada, podrás usar tu tarjeta de crédito hasta la cantidad límite que tengas acordada con tu banco.

Observarás, que pese a ir realizando gastos a diario, el saldo que tienes en la cuenta no varía. Esto es así porque todos los gastos que realizas en la tarjeta se van acumulando en la misma hasta que llega la fecha límite, que se suman todos los gastos del mes y se paga de golpe en un único pago con lo que tengas de saldo en tu cuenta corriente.

El pago único a final de mes, o del día que tú elijas, será siempre el mejor de los casos para una tarjeta de crédito, ya que simplemente el banco te estará adelantando un dinero que ya tienes en la cuenta y no te cobrarán intereses por ello. Eso sí, siempre y cuando de verdad tengas dinero en la cuenta.

Es muy importante que te asegures realmente de tener dinero en tu cuenta cuando llegue el día acordado, sino te cobrarán comisiones por descubierto y por cada día que estés en negativo.

Formatos de pago alternativos

Evita cualquier otro formato que no sea el pago único a final de mes. Existen otras maneras como el pago porcentual, en el que pagarás mensualmente un % de los gastos, o el revolving, dónde pagarás una cuota fija cada mes, PERO ambos métodos tendrán un coste y unos intereses que se irán acumulando mensualmente.

Te sonará el precioso mensaje de “págalo en cómodas cuotas mensuales” pero deberías evitarlo a toda costa. Lo más probable es que acabes pagando el doble por culpa de esas “cómodas cuotas” y unos intereses desorbitados.

Lo malo de la tarjeta de crédito y los pagos fraccionados, es que el famoso interés compuesto que tan positivo es cuando invertimos nuestro dinero, jugará en nuestra contra esta vez (y a favor del banco).

Ejemplo real

Realizas un pago de 1000€ con tu tarjeta revolving y eliges devolverlo en “cómodas cuotas” de 50€ mensuales. El interés que te cobra el banco es del 25% anual, que aunque parezca una locura, es lo más habitual para esta clase de tarjetas)

Pues bien, de esta cuota de 50€ mensuales, realmente le estaremos pagando 20 eurazos de intereses al banco (al menos en las cuotas iniciales).

Y el resultado final será, que habremos pagado los 1000€ iniciales más 307€ de intereses para el banco. Estamos hablando de 307€ más que tendrías en tu cuenta si no fuera por haber pagado con tarjeta de crédito en su día…

Pero eso no es todo, ya que lo normal es que la gente use la tarjeta no una vez, ni dos, sinó siempre y por sistema, por lo que la deuda no desaparecerá nunca y siempre nos estarán cobrando un 25% de interés abusivo por estar usando la tarjeta de crédito.

Huye siempre de las tarjetas de crédito con pagos fraccionados o revolving. Son artimañas de los bancos para conseguir robarte dinero en pequeñas cantidades pero de forma recurrente.

En general, ten mucha precaución siempre con los mensajes o productos de crédito de los bancos. Es común que se inventen estratagemas, pero sea como sea, lo más probable es que te salga más caro que pagar cuando toca (o directamente no usar la tarjeta de crédito…)

Consejo*

Siempre que los bancos te cobren intereses o comisiones que no tocan… prueba haciendo una llamada o mándales un mail y simplemente pide que te lo quiten. A veces, con solo pedirlo, lo hacen, pero si no ceden, diles de que te lo llevarás todo a otro banco. Incluso tu nómina, que es lo que más les duele. Lo más normal es que te quiten todos los intereses y comisiones injustas antes de dejar que te vayas. Te habrá costado unos minutos de tu tiempo y puede que te ahorres mucho dinero a largo plazo.

Características Tarjeta de débito

Por otro lado, tenemos la tarjeta de débito, que es simplemente una herramienta que facilita el uso de tu dinero, el dinero que tienes disponible en tu cuenta corriente.

El único problema es que, lamentablemente, no podrás gastar más dinero del que tienes en la cuenta… pero créeme, tu futuro yo lo agradecerá.

Cuando usas la tarjeta de crédito simplemente estás gastando el dinero que “quizá” tendrás en el futuro más un extra que le estás regalando al banco y que se lo estás robando a tu yo del futuro.

Pero no empieces a auto-flagelarte todavía por robarte a ti mismo, lo más probable es que no sea tu culpa.

Vivimos en una sociedad hiper consumista en la que se ha normalizado la deuda, el crédito y el vivir por encima de nuestras posibilidades.

Que estés leyendo este artículo ya es un gran paso hacia una vida más coherente, una economía más saludable y un futuro mejor.

Vamos a resumir las diferencias en una tabla muy simple:

Tabla Comparativa Tarjeta de Crédito vs Tarjeta de Débito
Tabla Comparativa Tarjeta de Crédito vs Tarjeta de Débito

Quizá habrás oído decir que la tarjeta de crédito es la tarjeta de los pobres, ya que los ricos no la necesitan porque siempre tienen dinero en la cuenta. Si bien es quizá un poco extremo, lo que sí es cierto, es que la tarjeta de crédito seguramente va a ayudar a que te mantengas pobre, ya que fomenta y facilita el uso de la deuda para el consumo y además te cobra por ello.

Conclusión

Por el bien de tu economía, evita usar tu tarjeta de crédito siempre que sea posible. Tu futuro yo te lo agradecerá y a largo plazo acabarás ahorrando dinero mucho dinero.

Descubre aquí más maneras de ahorrar sin esfuerzo.

Y si lo prefieres, puedes encontrar un resumen visual de este artículo en el siguiente vídeo: Tarjeta de crédito vs tarjeta de débito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *