8 maneras de ahorrar sin esfuerzo

Hucha de ahorro

Hoy vamos a ver cómo, con unos pequeños cambios, aprenderás a ahorrar más. Aunque suele parecer una tontería, el ahorro es la base de una vida tranquila y unas finanzas controladas.

Vivimos en un mundo lleno de estrés y muchas veces, nuestra rutina y nuestra vida social pueden hacer que cometamos muchos errores que dañan nuestra economía y nuestro futuro.

Es normal que pienses que ahorrar es sinónimo de ‘ser tacaño’ o ‘aburrido’ y esto se debe a que nuestro entorno nos obliga a gastar y consumir como norma, incluso estando bien visto gastar más para tener una vida que se considera ‘mejor’.

También es posible que tú ya tengas un gasto responsable y no suelas darte caprichos, pero seguro que alguno de estos trucos puede servirte para sumar una cantidad más al año a tu cuenta de ahorro.

Existen infinidad de maneras de ahorrar, aunque en este artículo vamos a empezar con las que más te pueden servir para familiarizarte con el ahorro de la manera más sencilla.

1. Hacer listas de la compra

Vamos a empezar con algo que está en la rutina de todo el mundo como es ir al supermercado y para ello te recomendamos… ¡Hacer listas de la compra!

Puede parecer muy básico y todos recordamos a nuestra madre con una lista de la compra en la cocina como algo del pasado… Pero es muy importante planear y planificar lo que vas a necesitar y ceñirte a eso exclusivamente. Lo que suele pasar es que vamos al supermercado a buscar patatas y acabamos comprando de todo menos lo que teníamos que comprar y nuestro presupuesto se va al garete…

No sólo ahorrarás dinero, sino tiempo! Al obligarte a planificar en casa lo que vas a necesitar para esa semana o incluso el mes entero, detectarás todo lo que necesitas y no vas a tener que hacer viajes tontos al super ni pedir comida a domicilio.

¡Pero aún hay más! Intenta llegar siempre al supermercado con la barriga llena, después de haber comido bien, preferiblemente, ya que si entras con hambre no vas a parar de añadir cosas a la cesta como capricho, pero recuerda que es tu estómago el que habla ¡no tu cabeza, ni tu bolsillo!

2. El café, en casa

Puedes calcularlo tú mismo, pero la diferencia entre ese café o desayuno diario en la cafetería de camino al trabajo te está costando 3 o 4 veces más que si te lo tomas en casa.

Ahorrarte esos 3€ al día implica que, a final de año tendrás unos 750€ extra en el bolsillo para gastarte en lo que quieras: viajes, regalos, pagar deudas… Apetece, ¿verdad? Pues ahora imagina lo que puedes sumar a esto si además incluyes llevarte comida o tupper a la oficina para no gastar en menús diarios ya sean de 5 o 10€.

Tan fácil como planificar tu menú semanal, y lo puedes hacer en 10 minutos!

3. Deshazte de lo que no necesitas

¿De verdad necesitas tantas cosas?

Ordena tu casa y deshazte de lo que no necesitas. Aprovecha un fin de semana para abrir cajones y armarios de tu casa y te darás cuenta de todo lo que un día compraste y no has vuelto a usar nunca más: cámaras de fotos, muebles antiguos, ropa intacta…

Deshacerte de todo y ganar dinero con ello es más fácil que nunca gracias a las aplicaciones y webs de compra y venta de segunda mano, como Wallapop, letgo o ebay.

Una vez lo has vendido, manda todo lo que ganes a tu cuenta de ahorro! Sólo cuesta un par de fotos y te sorprenderás de lo a gusto que te encuentras con un hogar más ordenado y sin cosas que no utilizabas y que solo ocupaban espacio. Este ejercicio te servirá también para controlar tus compras impulsivas y plantearte si de verdad necesitas algo o es simplemente un capricho pasajero.

4. Si de verdad lo quieres, puede esperar

Aunque estés aprendiendo a gastar menos y a tener una mentalidad más minimalista, controlar tus impulsos no se consigue de la noche a la mañana. Por eso, si hay algo que crees que necesitas o simplemente te apetece mucho tener, puedes escribirlo en una lista y esperar a tu cumpleaños, Navidad u ocasión especial para pedirlo como regalo a tus amigos o familiares.

Si todavía lo quieres cuando llegue ese día, pídelo! Te sorprenderás de cuántas cosas ya no te apetecen y te hubieses gastado dinero en vano.

5. Controla y conoce tus gastos

Puedes usar un excel, un bloc de notas o incluso, una libreta, papel y boli. Pero si te da pereca, descárgate una APP que gestione tus finanzas personales. Son seguras y evitan que pasemos horas mirando nuestra cuenta del banco.

Aplicaciones como Fintonic  te ayudan a llevar un control automatizado de tus gastos para que sepas en qué gastas tu dinero sin esfuerzos y así poder ser realista a la hora de planear tu ahorro mensual.

Tengas un sueldo fijo o no, lo más probable es que tus gastos sí sean fijos. Haz un recuento de lo que sabes que vas a tener que pagar sí o sí a final de mes: alquiler, luz, seguros, coche… y réstalo a tu sueldo habitual. De lo que te queda, fija un cantidad con la que estés cómodo o cómoda que será intocable para ahorrar cada mes.

Obviamente depende de tu sueldo, pero piensa que si eres capaz de ahorrar 100€ mensuales, son 1200€ al año que puedes invertir en tu futuro.

Lo ideal es que automatices una transferencia a principios de mes con la cantidad que escojas y así no tienes la tentación de gastarlo, si no hay ninguna emergencia.

6. Revisa tus planes, tarifas y suscripciones.

Sí, a todos nos da pereza hablar con la compañía del teléfono, luz o gas, pero cada mes que pasa y lo dejas de lado estás perdiendo dinero.

Existen comparadores de tarifas online como Rastreator, Selectra o incluso en tu misma compañía, que te pueden decir si tus servicios contratados se ajustan a tu gasto real y cómo cambiar a algo que se adapte más a tus necesidades. Y no sólo hablamos de suministros.

Has pensado en compartir tu cuenta de Netflix, Spotify o incluso Amazon? Estas empresas tienen planes familiares o multiusuario con los que puedes disfrutar igual con un precio reducido.

Hazlo así con todo, revistas o periódicos que pagas y no tienes tiempo de leer, aplicaciones que no utilizas o gimnasios que no amortizas… Siempre puedes hacer deporte en casa con videos guiados o salir a la calle a correr o pasear, es gratis y muy gratificante!

7. Aprende a decir que no

¿Cuántas veces te han invitado a una boda o cumpleaños de alguien que no es muy cercano a ti? O has dejado de hacer planes que realmente te apetecen por asistir a un cumpleaños o una fiesta, sin más?

Debes establecer prioridades en tu vida para no recurrir a gastos totalmente innecesarios. No vas a quedar peor en el trabajo, ni tus amigos te van a dejar de lado por no acudir a un evento. Al contrario, tendrás más tiempo para ti, no pagarás por regalos que has hecho obligado y valorarás más a la gente con la que decidas pasar el rato.

Decir que no, puede ser muy difícil al principio y muchas veces se confunde con ser egoísta, pero cuando lo pruebes una vez, verás que ganas mucho más de lo que pierdes y podrás ahorrar más.

8. Márcate objetivos

¿Quieres una moto nueva? ¿Viajar a Japón? ¿Casarte? ¿Pagar la entrada de un piso?

Antes de pedir un préstamo y endeudarte o gastar todos tus ahorros en una sola cosa, aprende a ponerte metas y cumplirlas.

Todos los gastos importantes requieren tiempo y esfuerzo. Calcula cuánto puede costarte lo que quieres y ahorra algo cada mes exclusivamente para ello, ya sea cenando en casa en lugar de ir a un restaurante, viendo una peli en el sofá en vez de ir al cine…

Y si recibes bonus, pagas extra o regalos, mándalos directamente a una cuenta externa para tu objetivo, verás que llega antes de lo que te imaginas y libre de deudas!

Todos trabajamos duro para llegar a fin de mes, pagar las facturas, cumplir obligaciones y es normal que además queramos disfrutar de la vida y no tener que preocuparte por el dinero…

Pero seguro que hay momentos en los que reflexionas sobre tu futuro, tus ahorros, todo lo que te queda por hacer y es normal que esos pensamientos te agobien o te estresen. No es necesario vivir con esa carga y, si vas siguiendo estos consejos, seguro que empiezas a sentirte más ligero y verás cómo tus ahorros crecen y tu vida no ha cambiado tanto.

Por eso es MUY importante tener siempre un ‘cojín’ de ahorros o ‘fondo de seguridad’, no solo por si las cosas no van bien, sino para tener una mejor calidad de vida y disfrutar de lo que realmente vale la pena. Hablaremos del fondo de seguridad más adelante, también.

Y si quieres convertirte en un héroe de las finanzas, deberás ir sumando pequeños gestos en tu día a día que, a la larga, se convertirán en pasos de gigante hacia la libertad financiera.

Vamos a hacer un repaso a los 8 métodos para ahorrar de hoy:

  1. Hacer listas de la compra e ir al supermercado habiendo comido
  2. Desayuna en casa y, si puedes, llévate comida al trabajo
  3. Ordena tu casa y vende o regala lo que no necesitas
  4. No compres por impulso. Deja pasar un tiempo
  5. Descárgate una APP de finanzas personales y entiende tus gastos
  6. Revisa que tus tarifas y suscripciones se adapten a tu gasto real
  7. Aprende a decir que no
  8. Márcate objetivos y comienza una nueva vida

¡Gracias por llegar hasta aquí!

A continuación te dejo un vídeo resumen de nuestro canal de Youtube:

8 métodos de AHORRO

8 métodos para ahorrar sin esfuerzo – Finanzas Hero

Ahorrar es importante, pero para saber si los estás haciendo bien, deberías empezar a medir tu Patrimonio Neto. Te lo explicamos en este artículo: ¿Qué es el Patrimonio Neto?

2 opiniones en “8 maneras de ahorrar sin esfuerzo”

    1. La verdad es que estamos acostumbrados a ahorrar poco… parece que lo más normal sea gastarse cada mes todo lo que ingresamos (y más) pero en realidad no debería ser así! Gracias por comentar, Maria! 😊

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *